Liderar el cambio a la Industria 4.0 a través de las personas, la tecnología y los procesos

Es innegable: tanto a personas como a empresas nos atenaza, hoy en día, una incómoda sensación de amenaza provocada por un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo. Sin ir más lejos, ya no salimos de una carrera o de un máster con la tranquilidad de disponer de todas las herramientas necesarias para afrontar los retos que surjan en nuestra actividad profesional, sino que somos conscientes de que la formación continua será un factor imprescindible para adaptarnos a los cambios tecnológicos que están a la vuelta de la esquina.

En este mundo digital, también las empresas se encuentran en un terreno pantanoso y mutable: los clientes ya no consumen productos fabricados en masa, sino que demandan personalización e inmediatez, lo que conduce inevitablemente a que las empresas tengan que fabricar lotes pequeños. Y, por supuesto, sin perder competitividad. Por eso, contamos, precisamente, con la Industria 4.0.

La fábrica del futuro (aunque, con la tecnología y los métodos de que disponemos ahora, ya va siendo hora de que nos refiramos a la fábrica del presente) significa un cambio en las cadenas de valor y los ciclos de vida, que son más cortos y flexibles ante una demanda de gusto cambiante. Dicho de otro modo, estamos dejando atrás un sistema jerárquico para entrar de pleno en un sistema de producción descentralizado, interconectado, adaptativo y donde la capacidad de aprendizaje es la punta de lanza.

El reto, parece enorme, ¿verdad?

En realidad, la hoja de ruta hacia la fábrica conectada es mucho más asequible de lo que parece. En Festo aplicamos una sencilla metodología para que empresas de todos los sectores y tamaños puedan beneficiarse de la Industria 4.0. Basándonos en la experiencia acumulada asesorando a más de 300.000 clientes de 176 países, proponemos un enfoque integral a la Industry 4.0 para ayudar a las compañías a liderar el cambio. Podemos dividir nuestra estrategia en tres pilares fundamentales.

 

1. Las personas y la formación en la Industria 4.0

Por muchos avances tecnológicos que se produzcan en los sistemas productivos, el centro de todo son y seguirán siendo las personas. No es cierto que la automatización vaya a destruir puestos de trabajo; lo que sí está provocando es la substitución de los procesos más repetitivos y peligrosos, por lo que está revalorizando la figura del empleado. En este contexto, el trabajador tiene que adaptarse a un mundo laboral en continua transformación y adoptar un perfil 4.0 en el que las decisiones complejas y el mantenimiento predictivo están a la orden del día.

En este sentido, Alemania, en calidad de motor industrial de Europa, hace tiempo que encabeza este aprendizaje continuo para adquirir nuevas competencias técnicas. Se calcula que en el país germano más de 450.000 puestos de trabajo tendrán que reconvertirse antes de 2025. En otras palabras, los empleados se prepararán para multiplicar su potencial mediante tecnología RFID, Milkrun, supervisión inteligente de montaje, integración de robots y otras innovaciones que están mejorando la productividad en las fábricas.

Ante este contexto de cambio constante, también cobra relevancia la figura del líder 4.0, cuya misión es crear sentido. ¿Esto en qué se traduce?

o Inspirar el cambio y el amor por el conocimiento.
o Detectar nuevas ideas y necesidades.
o Estimular a las organizaciones para aprovechar las oportunidades.
o Promover una comunicación transversal, sencilla y honesta.
o Aprovechar el talento.
o Personalizar el trato.

2. Tecnología en la Industria 4.0

Según Boston Consulting Group, nueve pilares tecnológicos están encabezando la transformación de la industria:
o Robots autónomos y colaborativos.
o Simulación.
o Sistemas de integración horizontales y verticales.
o Internet of Things.
o Ciberseguridad.
o La nube.
o Impresión 3D.
o Realidad aumentada.
o Big Data.

Pese al gran potencial de cada uno de estos pilares, donde realmente se encuentra la disrupción es en la interconexión de estos sistemas a fin de mejorar procesos y generar valor añadido. Imagina qué mejoras comportaría para una empresa contar con métodos de aprendizaje y de mantenimiento con realidad aumentada aplicada sobre una máquina, además de decenas de dispositivos con conectividad (IoT) monitorizados y controlados con un sistema de integración, mientras sistemas de analítica Big Data se encargan de entender patrones de funcionamiento homogéneos para tomar decisiones estratégicas con la máxima eficacia.

 

3. Los procesos en la Industria 4.0

Como habrás deducido a lo largo de este post, el potencial de la Industria 4.0 es casi infinito. Cuando este sucede, lo importante es adaptar la estrategia 4.0 a las necesidades propias, interconectando y adaptando procesos, diseñando nuevas cadenas de valor y, sobre todo, trazando una metodología de implantación realista y efectiva.

Es en este punto en el que Festo Didactic puede aportarte su know how mediante un sencillo mapa que recoge en qué situación se encuentra tu empresa y qué elementos del ecosistema 4.0 pueden ayudarte realmente a alcanzar la meta que hayas visualizado. Para facilitar la implantación, trasladaremos esta hoja de ruta a un workshop 4.0 de solo ocho horas que te permitirá generar un diagnóstico de tu compañía y elaborar un plan de acción.

Nuestro enfoque parte de un top-down, es decir, aclarar cuál es el objetivo estratégico que la compañía quiere conseguir, para pasar a un plan de acción bottom-up que avanza de abajo hacia arriba para ir logrando las metas marcadas.

En resumen, tenemos que partir de la idea de que el cambio ya está aquí y de que la Industria 4.0 no es ciencia ficción. Disponemos de tecnología preparada para la industria inteligente, así como de personas competentes para desarrollar esta tecnología de forma creativa. Contamos, también, con métodos organizativos y herramientas formativas para allanar el camino.

La clave para ganar la máxima competitividad reside, por lo tanto, en aprender a liderar el cambio.

Si después de leer el artículo quiere comprobar su nivel de Industria 4.0; clique aquí